Logré relactar … Y tú también puedes hacerlo

Semana mundial de la lactancia materna 2018

En esta semana mundial de la lactancia materna, viendo tanta participación, difusión y apoyo , quise recordar y escribir a esas mamás que tal vez no han tenido el mejor comienzo , porque yo tampoco lo tuve .

No, no fue nada sencillo…

Llore de frustración más de una vez ..

Me sentía la peor mamá cada vez que tocaba preparar un biberón de fórmula leyendo el mensaje que parece en cada bote “la lactancia materna es lo mejor para los bebés”

Si!!!! Ya lo sé ! Y no logro darle el pecho a mi hija
Si!!!!!! Ya lo sé …. Me avente los cursos de lactancia en la clínica y luego los del hospital …. Se los beneficios que aporta la leche materna, se de los riesgos de la leche de fórmula y me siento pésimo cada vez que toca dar un biberón en las consultas dentro del “Hospital amigo del niño y de la madre ” que están plagado de letreros con biberones tachados porque están prohibidos…

En ese mismo hospital amigo del niño en donde por más que busque no había un grupo de apoyo … Dónde me daban indicaciones que entorpecían más mis intentos para lograr lactar … Dónde me decían que ofreciera el pecho a demanda pero 15 minutos de cada lado … El hospital del niño dónde me separaron de mi hija en esa hora sagrada.

No, no fue fácil.
Realmente fue muy duro.
Viví pegada al extractor de leche horas enteras frustrandone por las gotas que lograba recolectar, con la esperanza de que con cada extracción mi producción subiera .

Me repetía a mí misma que como era posible que mis pechos solo tenían una función biológica y no la estaban cumpliendo ¿Que estaba fallando?

No, no fue nada fácil …
Tenía mil razones para rendirme , era mucho más sencillo continuar con la fórmula.

Mil razones para renunciar y solo una para no hacerlo, pero esa única razón era la más grande de todas: mi hija

Y peso más esa razón que a 3 meses de intentar e intentar , justo en la crisis más importante de lactancia … Logré relactar ❤️

Si estás por tirar la toalla , si no tuviste un buen comienzo y tú deseo por ti y tu bebé es lograrlo, no te detengas !

Lo estás haciendo muy bien ❤️ y cada gota de leche que le das , son kilos de amor y de nutrición, no solo para su cuerpo, también para su mente, corazón y espíritu ❤️

Siempre tuya

Karem Reyes

Este artículo en particular y acudir a consulta con una IBCLC (Consultora internacional certificada en lactancia) fueron lo que al final me ayudó a tener éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *