“Lactancia materna: Pilar de vida”

LA IMPORTANCIA DE LA LACTANCIA MATERNA

Por Olivia Paredes Valero. Psicoterapeuta infantil

“La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables (OMS, 2018).”

“Dar el pecho hace crecer el amor entre la madre y el hijo. El contacto de la piel suave y calientita de la madre, le da tranquilidad y placer al niño o niña. La compañía, la voz, el olor, el mirarlo a los ojos y el contacto con la madre le dan seguridad y estímulo al hijo o hija (UNICEF, 2012).”

Hoy inicia la semana mundial de la lactancia materna, y como ahora se conoce, alimentar al bebé va más allá de proporcionar un alimento y satisfacer las necesidades fisiológicas de un ser humano. Al amamantar o lactar se crea un vínculo superior entre el pequeño/a y su madre, lo cual podría repercutir en el desarrollo biológico de los niños, pero a su vez impactar en los primeros vínculos emocionales.

Es por eso que mencionaré algunos datos significativos de la lactancia:

❤️La lactancia materna durante la infancia promueve la generación de una adecuada composición corporal (peso y talla) y un desarrollo idóneo de las funciones psicomotoras en los primeros años de vida (Gómez 2009 en Bedoya, 2014, p. 31.)

❤️La lactancia materna proporciona la protección contra enfermedades alérgicas. Estudios referentes a las bondades de la leche materna establecen que son más los pacientes con dermatitis atópica y síndrome sibilante en aquellos alimentados con fórmula a base de proteína de leche de vaca en comparación con niños alimentados con leche materna. (Olmos, 2008).

❤️ Se ha comprobado que la leche materna por sí sola logra proteger contra infecciones variadas, brinda un amplio espectro de posibilidades para fortalecer el sistema inmune del bebé (Sarmiento, 2012).

❤️ Así mismo contiene elementos esenciales para el buen desarrollo del sistema nervioso del lactante, que no están presentes en las otras variedades de leches, lo que le permite del mismo modo favorecer el desarrollo psicomotor y la inteligencia del recién nacido (Tamayo 2010).

Lactancia materna pilar de las emociones

Ahora teniendo en cuenta lo anterior podré adentrarme a la funcionalidad y relevancia de la lactancia materna en el desarrollo psico afectivo del lactante.

Para comenzar es preciso recordar que el vínculo entre la madre y el bebé es singular, por no decir único, ya que la madre tiene una capacidad “innata” para interpretar las necesidades por medio de una comunicación bidireccional, es decir, que mediante gestos, miradas, balbuceos y voces puede el bebé comunicarse con ella y ella también con él, esta comunicación genera que pueda comprender las necesidades fisiológicas y los estados afectivos del recién nacido. Por esta razón se aconseja que la madre propicie un ambiente donde pueda estar atenta a lo que le demanda el bebé, se recomienda que la madre se mantenga en un espacio relajado, sin distracciones mayores para que se pueda establecer ese vínculo especial mediante el sostenimiento de la mirada de ambos.

Por otro lado, cabe recalcar la función de la familia y de la pareja, ya que a partir del conocimiento del embarazo y durante el transcurso de éste se van generando en el padre y la familia extensa diversas fantasías de “cómo será el bebé” esto comienza a forjar el vínculo afectivo entre el lactante y sus padres; estas fantasías también van “cargadas” de sus esperanzas, temores, sueños, recuerdos de su propia infancia y el modelo parental de la familia. Todo esto en conjunto con la cultura, lo social y el rol que mantienen los padres podrán determinar la forma, la calidad, el tiempo y la continuación de la lactancia al recién nacido; de esta manera se puede recomendar que los padres pidan o generen un espacio tiempo en donde pueda manifestarse este vínculo tan íntimo entre la madre y el hijo, así como con el padre.

Lactancia materna y apego

Algunos autores en el área de conocimiento de la psicología han sido precursores al hablar acerca de la importancia del apego ¿pero por qué es tan importante? Generar un apego seguro garantiza la sobrevivencia del pequeño ser humano, por una parte porque mediante el apego es como se logra la lactancia materna y por tanto dar alimento, pero también es la creación de un vínculo, el cual determinará el como el bebé se pueda relacionar con el mundo y con los otros, si se logra un apego seguro el bebé confiará en quienes le rodean y así cuando sea adulto podrá establecer relaciones interpersonales que lo hagan fortalecerse y crecer emocionalmente hablando.

“Si se logra un apego seguro el bebé confiará en quienes le rodean y así cuando sea adulto podrá establecer relaciones interpersonales que lo hagan fortalecerse y crecer emocionalmente hablando”

A su vez, las interacciones que se generen en este vínculo permitirán que el lactante desarrolle una correcta asociación entre su cuerpo y el ambiente, esto ayuda e impulsa la posibilidad de integrar su mente con su cuerpo, lo cual quiere decir que el bebé logrará reconocer, que, no sólo piensa sino que también tiene un cuerpo propio el cual podrá percibir, sentir, mover y más adelante poner en marcha por sí solo.

Como se puede ver la lactancia materna es y va más allá de proporcionar un alimento, este proceso natural nutre no solo el organismo para que sobreviva y crezca el bebé, también nutre la mente y es el primer precursor para la generación de las sensaciones en el cuerpo del infante los cuales más adelante serán ideas, después pensamientos y más tarde la formulación de palabras, hasta llegar al lenguaje y la comunicación.

Es así que, invito a todas las futuras madres y a quienes ya lo son y se encuentran en esta etapa a no dudar y realizar la lactancia materna, hoy en día se han generado dificultades en nuestro país para que se lleve a cabo, ya sea por la formación de mitos como la creencia de que no todas las madre pueden lactar o que el cuerpo de la madre se deformará, realmente el cuerpo de la mujer está preparado para ello, por lo que es recomendable que las dudas que surjan antes del nacimiento puedan ser comunicadas y respondidas por los especialistas correspondientes.

Por último, aclaro que la lactancia materna es un proceso por lo que si la madre se ve limitada a dar directamente el pecho al bebé no significa que no pueda generar el vínculo con el pequeño, el acto de lactar es un sostén físico y afectivo.

Para despedirme hoy, proporcionaré a Karem, lecturas que puedan ayudar en este proceso, así como poder comprender el mundo interno del bebé.

Algunas lecturas interesantes para mamás:

Manual de lactancia materna. Ubicado en este link

El nacimiento de una madre: cómo la experiencia de la maternidad te cambia para siempre. Daniel N. Stern. Ed. Paidós.

Diario de un bebé: qué ve, siente y experimenta el niño en sus primeros cuatro años de vida. Daniel N. Stern. Ed. Paidós.

Referencias

• BOWLBY, J. El vínculo afectivo. Editorial Paidós. Buenos Aires. 1990. 1ª Edición.

• GÓMEZ, DÍAZ & MANRIQUE. Factores asociados con lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes en madres adolescentes. Medellín, 2013. Rev. Salud pública. 15 (3): 374-385, 2013.

• OLMOS, C.E. Lactancia materna y el desarrollo de alergias. Programa de Educación Continua en Pediatría. Sociedad Colombiana de Pediatría, 7(4), 14-18. 2008. Recuperado de: http://scp.com.co/precop/precop_files/modulo_7_vin_4/PrecopVol7N4_2.pdf

• OMS. Declaración Política de Rio sobre Determinantes Sociales de la Salud. Conferencia Mundial sobre Determinantes Sociales de la Salud. Rio de Janeiro, Brasil. 19-21 de octubre de 2011.

• SECRETARIA DE LA SALUD MUNICIPAL PALMIRA. (2013) Banco de leche. Realizado en el Segundo Seminario de Lactancia Materna. Alcaldía de Palmira.

• TAMAYO. V. Relación de la lactancia materna y la estimulación temprana con el desarrollo motor de niños y niñas de 24 meses de edad que asisten al programa de crecimiento y desarrollo en la ESE Metrosalud Santo Domingo de Medellín. 2010. Universidad CES-UAM THARNER, A.; LUIJK, M.; RAAT, H.; IJZENDOORN, M.H.; BAKERMANS-KRANENBURG, M.J.; MOLL, H.A.; JADDOE, V.W.V.; HOFMAN, A.;VERHULST, F.C.; TIEMEIER, H. Breastfeeding and its relation to maternal sensitivity and infant attachment. Journal of Developmental Behavioral Pediatrics. 33 (5), 396-404.2012. Doi: 10.1097/DBP.0b013e318257fac3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *